Noche de Adoración, Alabanza, Palabra Profética, Esperanza y Poder de Dios para nuestra nueva generación.

Evita Zazueta compartió sobre la importancia de reconocer nuestra IDENTIDAD como Hijos de Dios para vencer a cualquier gigante en nuestras vidas.